viernes, 20 de junio de 2014

Molestias durante el embarazo: Lumbalgia.


El embarazo es una de las épocas más felices en la vida de una mamá, pero en ocasiones, puede verse complicado por dolencias, que si bien no tienen demasiada importancia, pueden convertirse en algo muy incómodo para la embarazada.

Es en el último trimestre del embarazo cuando suelen darse más molestias; el cuerpo de la mujer ha sufrido más cambios, y cuando aparece este desagradable dolor en la parte baja de la espalda, que todas en un momento u otro del embarazo hemos sufrido.

Econicebaby

La lumbalgia se produce debido al cambio que sufre la columna vertebral originado por el crecimiento del útero. Cambia nuestro centro de gravedad para mantener el equilibrio, y se acentúa la curvatura de la espalda, así que es algo de lo que la mayoría no nos libramos...pero sí que podemos mejorarla, o hacerla más llevadera, si llevamos a cabo unas sencillas recomendaciones.

¿Cómo podemos evitar la lumbalgia?

-    Evita llevar zapatos con tacón alto. Si utilizas un tacón medio al caminar, favorecerás una buena postura.

-    Evita cargar peso. Y si tienes que coger algo, en lugar de hacer el esfuerzo con la espalda, flexiona las piernas para cogerlo del suelo.

-    Trata de no coger más peso de la cuenta. El sobrepeso está totalmente contraindicado.

-    Duerme de lado con una almohada entre las piernas y brazos, para tener una postura ideal, y mantener relajados todos los músculos.

-    Puedes también prevenirla realizando ejercicios de yoga o pilates, que mejoren la postura de la espalda y fortalezcan los músculos de esa zona.
Si ya es demasiado tarde, y estás sufriendo dolor de espalda, puedes mejorarlo con calor. Pero siempre con sesiones cortas en el área afectada.

Si no mejora, lo ideal es que consultes al médico.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¿Sufristeis o estáis sufriendo lumbalgia durante el embarazo?

martes, 17 de junio de 2014

Elegir un juguete para el peque.


Cuando los bebés tienen poco tiempo, apenas hacen otra cosa que comer o dormir. Pero cuando van creciendo su interés hacia todo lo que le rodea va aumentando. Inicialmente, muestran este interés cogiendo todo y llevándolo a la boca, pero poco a poco, van a ir necesitando objetos más emocionantes que satisfagan su curiosidad y ganas de jugar.

Juguetes didacticos

Como sabemos que al principio no es sencillo elegir el mejor juguete para ellos, ahí van unas recomendaciones básicas:

-    Elige los juguetes de acuerdo a la edad establecida por el fabricante. Es muy importante mirar siempre la etiqueta, y comprobar si la edad es la indicada para nuestro peque.

-    Muéstralo junto a otros para que pueda elegir cuál es el que más llama su atención.


Econicebaby


-    Cuanto más pequeño es el niño, más grandes deben ser las piezas de que esté compuesto el juguete. Es muy importante comprobar si lo forman piezas pequeñas, ya que pueden ser peligrosas, por riesgo de que se lo lleven a la boca.

-    Trata de buscar juguetes que sean didácticos, pero también es fundamental que se adapten a la forma de ser y divertirse del niño, y sean conformes a sus gustos y personalidad.

-    Busca que los juguetes sean seguros, que no exista riesgo de que se rompan fácilmente, o no sean adecuados a su edad, y así evitarás accidentes o que no puedan manipularlos con facilidad.

-    Muchas veces no tenemos en cuenta las pinturas o barnizados de los juguetes destinados a los niños,o los plásticos utilizados en su fabricación y en la mayoría de los casos, no se le da importancia a este hecho. Sin embargo, está sobradamente demostrado, que las pinturas utilizadas en los juguetes contienen tóxicos perjudiciales, y que no deberían ser ingeridas por los bebés.

Echa un vistazo en nuestra web, te sorprenderán los juguetes de Haba o Egmont Toys, increíblemente originales, y completamente seguros para los peques.

Y vosotros, ¿cómo elegís los juguetes de vuestros pequeños?

domingo, 1 de junio de 2014

Consejos para lavar los pañales de tela.

Econicebaby


Muchas me preguntáis sobre los pañales de tela, si se hace muy complicado su uso, si son fáciles de mantener, o si no es un incordio en los primeros días de vida del bebé, cuando todo se hace mucho más complicado de lo que es, y sobre todo, de cómo se lavan.

El mantenimiento es bastante sencillo, y sobre todo, hay que plantearse que se lavan todos juntos, un día sí y otro no. Esto suele ser lo más recomendable, ya que no es conveniente dejar los residuos más allá de las cuarenta y ocho horas. Dicho esto, no tiene más misterio, se van depositando en un baño los pañales sucios, y día sí día no, se lavan.

1.- Es conveniente lavar los pañales antes del primer uso, para que su absorbencia sea óptima. Los lavaremos varias veces, y los enjuagaremos bien, para que no queden restos de detergente que pueda causar irritaciones en el culito del bebé.

2.-Una vez utilizados, el primer paso es quitar los desechos más importantes, y esto lo podemos hacer poniendo los pañales sucios en un barreño con agua, o bien dándoles con la ducha para que así las manchas salgan más fácilmente. Lógicamente esa agua sucia y los desechos los tiraremos al inodoro...

3.- ¿Con qué tipo de jabón o detergente lavo los pañales?
Lo mejor es utilizar detergentes o jabones neutros, sin aroma, suavizantes o blanqueadores.
Es muy importante evitar el uso de suavizante, ya que lo único que vamos a conseguir es disminuir la capacidad de absorbencia del pañal, y si quedan restos, pueden producir escoceduras e irritar la piel del bebé.
Tampoco es recomendable utilizar mucha cantidad de detergente, con una tercera parte de lo que utilizarías normalmente hay más que de sobra.

4.- ¿Cómo los lavo?
En la lavadora, separados del resto de la ropa. Únicamente cargaremos la lavadora con los pañales, y no hay que llenarla en exceso, ya que absorben mucha agua, y el rozamiento entre ellos puede estropearlos.
Lo normal es lavar de 12 a 15 pañales por lavadora.
En cuanto a la temperatura del agua, es conveniente consultar las recomendaciones del fabricante.

Econicebaby

4. Para secarlos lo mejor es al aire libre. Y no hay forma más ecológica que esa ;))
Pero si prefieres utilizar secadora, ten mucho cuidado, y lee previamente las instrucciones de lavado y secado del pañal, no siempre es conveniente utilizarla. A veces puede disminuir la capacidad de absorción del pañal.

5.- Hecho todo esto, cuando el pañal sale de la lavadora debe oler a limpio. Si continúa oliendo mal, es que no se ha lavado correctamente, y su utilización podría causar irritación en la piel del bebé.
Si es así vuelve a lavarlos, y dales un aclarado extra.

Si os ha gustado, os animo a que echéis un vistazo al post cómo cuidar biberones y chupetes, y que os suscribáis a nuestra newsletter, ¡no os decepcionaremos! ;)

Y vosotros, ¿tenéis algún truco a la hora de mantener los pañales de tela?

Blogging tips