martes, 29 de julio de 2014

Prepararnos para la llegada del bebé.

¿Sabes? Cuando me quedé embarazada todo me lo tomé con mucha calma, no di importancia a leer sobre lactancia materna, no quise preparar nada de la habitación del bebé hasta el último momento...y no me di cuenta de que en el último momento del embarazo, a lo mejor suceden cosas que te descolocan, o cuando nace el bebé estás tan cansada que no te apetece leer nada...Y ahora pienso ¿qué sería de la vida sin florituras ni detalles? Las pequeñas cosas son las que hacen cada momento más especial, y hacen que lo recuerdes como algo fantástico, o como algo que simplemente pasó por tu vida sin dejar huella.


El momento en que nos quedamos embarazadas y embarazados es muy especial, y por eso hay que vivirlo a tope, y hay que adornarlo a tope. Leer el libro de Carlos González, te ayudará a empezar a disfrutar de la lactancia materna, estarás más preparado para afrontar este momento tan especial, y salir airoso de comentarios poco saludables. Tendrás tu mente más preparada, y tu espíritu más tranquilo para afrontar situaciones complicadas.

Desde el minuto uno, comienza a mirar habitaciones de bebés, cunas, cómo organizar la canastilla...puede ser que no compres nada hasta el final, pero disfrutarás de tu embarazo día a día.
Piensa que un bebé nunca llega solo, y que hay que tener espacio preparado para guardar su ropa, juguetes, trona, cochecito, el cambiador. Si es posible habilita una habitación para colocar todas sus cosas, aunque sepas que en un primer momento va a dormir con vosotros.

Conviene adaptar el cuarto de baño al bebé, y tener en cuenta qué tipo de bañera utilizaremos, si necesitamos otro mueble en el baño, qué tipo de cosméticos utilizaremos, esponja, cepillo, termómetro para el agua... pero otro día hablaremos de todo esto, de qué es necesario y qué no lo es tanto. Por ahora, lo dicho, a disfrutar de vuestra barriguita ;))

Podéis contarnos vuestra experiencia aquí abajo en comentarios, cómo lo véis, cómo lo vivís, o si estáis haciendo algo especial que pensáis que pueda ayudar a más gente. ¡Estaremos encantados de publicarlo!

martes, 22 de julio de 2014

Bebés recién nacidos.


Tener un bebé es algo alucinante, fantástico, te cambia completamente la vida, te pone del revés...pero literalmente del revés...sobre todo si es tu primer hijo. Entonces todo cambia de tal manera, que a veces (muy pocas) desearías de nuevo tu vida anterior jejeje, pero ¡que no cunda el pánico! Esto dura muy poquito, después tu vida anterior vuelve, incluso antes de lo que esperabas ;))

Es un cambio único, pocas experiencias, por no decir ninguna, he vivido que cambiaran mi vida tan radicalmente. Durante el embarazo, estás feliz, expectante pero cuando nace la criatura, te olvidas de ti misma, y como no, del mundo. Casi no hay tiempo de atender al pequeño bebé que tienes a tu cargo...
Por todo eso, y porque surgen muchas dudas durante este periodo, hemos querido contarte algunas pequeñas cosas que sirvan para aliviar un poco la situación.


Bebé recién nacido

Cuando tu bebé nazca tendrá quizás unas escamas color marrón en la cabeza,pero ¡tranquilo! esto no es nada grave que tenga sólo tu bebé ;) es lo que se conoce como “costra láctea”.Si todos los días le cepillas suavemente después del baño, irá desapareciendo poco a poco. Si aplicas algún tipo de aceite como oliva o almendras, y le lavas la cabeza con un champú suave, desaparecerá al cabo de varios lavados.

Las uñas son un tema muuuuuy delicado. Durante las primeras semanas, no es necesario que te agobies pensando en cortar las uñas al peque. Al principio son tan débiles que a veces se rompen solas. Si quieres evitar que se haga pequeñas heridas, protégele las manos con manoplitas. Aprovecha cuando esté dormido, pero no apures demasiado, únicamente llega hasta donde estés seguro de que no vas a hacerle daño.
Ante todo, no te obsesiones con este tema, todo se irá solucionando poco a poco.
Es algo normal que los oídos del bebé tengan bastante cera. Sí, quizás piensas que tu hijo es el único, pero una vez más, es algo natural, y la crea el propio cuerpo, para proteger al oído medio e interno de las infecciones internas. Ya ves, una cosa más por la que puedes respirar tranquilo ;)). Es una cera con aspecto amarillento y pegajoso, y si no es así, sí debes consultar al pediatra.
Algo nada recomendable, es tratar de quitar la cera con bastoncillos. Con ellos puedes empujar hacia adentro y favorecer la formación de tapones en el interior del oído.

Espero que todo esto haya servido para que alguien se tranquilice un poco, y ayude a poder disfrutar un poco más de la situación tan maravillosa por la que estáis pasando. ¡Disfrutadla a tope!

Si os ha resultado interesante, no olvidéis compartirlo en Facebook o darle un G+ para que otros puedan conocernos. ¡Nos haríais muy felices!

¡Feliz día!

viernes, 11 de julio de 2014

Protección solar



Ha llegado el buen tiempo, el calorcito y el sol. Muchos nos iremos de vacaciones a la playa, a la montaña o simplemente iremos al parque con nuestros peques, pero lo que nunca debemos olvidar en verano es protegernos del sol, sobre todo a los más pequeños.

Este tema provoca algunas desconfianzas y discusiones, sobre qué es lo más conveniente para los niños, ¿tomar el sol o no tomarlo? ¿aplicar protector o no? Por eso hemos investigado para traeros la información más completa sobre el tema, y que todo sea más sencillo y clarificador.

En primer lugar, vamos a diferenciar los dos posibles “problemas” con los que nos encontramos.
Por una parte está el sol, su efecto dañino, y cómo podemos proteger a los más peques. Y por otra, si al aplicar un protector solar estamos poniendo sustancias químicas en la piel de los pequeños, que no son nada recomendables.



Respecto al sol:

-    Proteger siempre a los bebés de la exposición directa al sol. Está bien que reciban su luz, pero eso de ponerlos para que se tuesten directamente en la cara, está completamente prohibido.

-    Proteger su cabecita con un gorro o pañuelo.

-    No poner protección solar en los bebés menores de 6 meses. Son demasiado pequeños, y su piel es demasiado delicada y fina, por lo que muchos de los ingredientes que contienen los protectores solares podrían causar irritación o alergias, y los productos químicos penetran más fácilmente que la piel de un adulto.

-    Por tanto, si tu bebé es demasiado pequeño, olvídate de ponerlo al sol, y protégelo debajo de la sombrilla, gorrito o cualquier cosa que se te ocurra, como por ejemplo, con una muselina de bambú, ¿sabías que protegen de los rayos solares?

-    Intenta no estar en la playa o piscina durante las horas de más calor, entre la una y las cinco de la tarde. Y trata de dar paseos mejor a primera hora de la mañana o a última de la tarde.



Respecto a la utilización de protectores solares en los más pequeños.

-    Nunca, jamás de los jamases utilices protector solar que contenga filtros químicos en los niños. La mayoría son derivados del petróleo. Como tales derivados, plantean problemas en nuestro organismo, algunas de las sustancias que contienen son cancerígenas, otras actúan como disruptores endocrinos, y otras son dañinas en otros aspectos. La piel de los bebés es extremadamente fina, y todo lo que pongamos en ella penetra con más facilidad que en una persona adulta.

-    Utiliza filtros físicos o biológicos.

Los filtros físicos pueden resultar más engorrosos porque al aplicarlos puede quedar un efecto blanquecino sobre la piel, las marcas ecológicas son las únicas que garantizan la utilización de este tipo de filtros.
Los filtros biológicos los encontraremos en los protectores solares ecológicos y algunos de ellos son aceites como el de germen de trigo, sésamo, aceite de oliva o aloe vera.

-    Todo esto puede parecerte muy alarmista, pero te aseguro que no lo es en absoluto. Como bien explica nuestra amiga Nina Benito en su blog, todas las sustancias incluidas en los solares son permitidas en la legislación vigente, pero numerosos estudios realizados sobre las mismas, indican que no son tan inocuos como parecen.

-    Utiliza cremas mejor que pulverizadores. Aunque estos penetran mejor y son de más fácil aplicación, pueden contener más sustancias nocivas que un producto en crema.

-    Aplica el producto, al menos 20 minutos antes de salir de casa, y repite la aplicación cada 2 horas.

Todos nuestros protectores solares son completamente saludables para los peques, no contienen parabenos ni PEG, ni óxido de zinc ni sales de aluminio. Sin nanopartículas, y su formulación es resistente al agua. Te invitamos a que eches un vistazo en nuestra web.

martes, 8 de julio de 2014

Mochilas portabebés.

Mochilas portabebés


Necesitas una mochila portabebés, pero no sabes muy bien en función de qué elegirla, dónde comprarla, si es la más adecuada...por eso vamos a daros unos sencillos consejos a tener en cuenta, y que no podéis obviar.

1.- Hoy en día, a los que estamos inmersos en este mundo, nos parece algo obvio. Pero si todavía hay algún despistadillo/a,  decir que es obligado que la mochila portabebes sea ergonómica. Esto quiere decir, que asegure la máxima comodidad en el porteo, tanto al porteador como al bebé.
Evitará dolores de espalda, lumbares o musculares, así como posibles problemas en la curvatura de la espalda del bebé y la cadera.

2.- El segundo punto a tener en cuenta es la edad del bebé, pero también su musculatura, altura y peso. Hay niños que con 3 años pesan 15 kilos, y otros que siguen pesando 12. Por eso, es muy importante no tener en cuenta únicamente la edad del bebé.
Las piernecitas del bebé deben quedar libres, y colgar hacia abajo, lo que empieza a ser normal a partir de los 6 meses.

3.- ¿Puedo llevar a mi bebé recién nacido en una mochila portabebés?
Desde nuestro punto de vista, es mejor usar un fular para los primeros meses, ya que el pequeño estará más cómodo, y su cuerpo aún no está preparado para sostenerse en un portabebés de forma correcta. De cualquier manera, los portabebés ergonómicos incluyen adaptadores o reductores para hacerlos más cómodos, y es mucho mejor utilizar cualquiera de ellos, antes que cualquier otro del mercado.

4.- Tener en cuenta el tamaño del puente entre las piernas del bebé, que no debe ser demasiado estrecho, y si está acolchado o no. Cuanto más ancho sea, más tiempo pueden ir en la posición de ranita, y por tanto, más cómodo para el bebé.

5.- Material del que está fabricada la mochila. Siempre es mejor que sea de algodón, y si es ecológico, mejor que mejor, o algún material transpirable para evitar irritaciones o molestias innecesarias. La piel de los bebés es muy sensible, y  no hay porqué exponerlos a materiales que puedan irritarla.

6.- ¿Cómo llevo a mi bebé, delante, detrás o a un lado?
En los primeros meses de vida del pequeño, es más adecuado llevarlo delante, hasta que su cabecita pueda mantenerse sola. Cuando aguante solo la cabeza, y el bebé pese más, es más recomendable para la mamá o el papá, llevarlo a la espalda o en la cadera.
De cualquier manera, nosotros siempre recomendamos llevar al bebé mirando a la persona que lo lleva, no hacia afuera.


Mochila portabebés


Otros puntos a tener en cuenta cuando queráis comprar una mochila portabebés, son el tamaño de los tirantes, si tienen o no bolsillos o soportes para la cabeza de los bebés, si tienen capucha o no...

Echa un vistazo en nuestra tienda, encontrarás una selección de las mejores mochilas portabebés ergonómicas del mercado. Y ya sabéis, cualquier consulta podéis hacerla en el correo info@econicebaby.com. Estamos a vuestra disposición ;))

Y como siempre,si te ha gustado nuestro post sobre mochilas portabebés, y para que nos conozca más gente, sería fantástico que  nos dieras un G+, Me Gusta o lo compartas en tu página de Facebook, ¡¡Millones de gracias!!

También puede interesarte

¿Qué mochila portabebés elijo?
Blogging tips