domingo, 31 de agosto de 2014

Cuidados del bebé recién nacido.

Aden anais


¿Sabes? Creo que no hay nadie que se salve, en cuanto a dudas en el momento de tener un bebé. Si, si, ya sé que hay muchos que dan la impresión de que nunca tuvieron dudas o que según surgían las resolvían sobre la marcha sin problema. Pues nada...ni caso, porque entender a un bebé lleva su tiempo. Saber cuándo tiene sueño o hambre, o simplemente llora porque tiene el día malo o está enfadado no es algo que se aprenda en dos días, así que paciencia.

Desde Econicebaby vamos a intentar resolver algunas pequeñas dudas que surgen en relación al cuidado del recién nacido y que nos pillan completamente por sorpresa. Por ejemplo, ¿a qué padre de su primer hijo no ha sorprendido el hecho de tener que aspirar para sacar de la nariz de su pequeño las mucosidades? Sí, de acuerdo, es un bebé ¡pero son moquitos! Y no es lo más agradable del mundo.

Como los bebés respiran al principio únicamente por la nariz, es muy importante mantenerla despejada, y que las fosas nasales no estén obstruidas. Lo más práctico es aprovechar la hora del baño, cuando el bebé esté más relajado, y las mucosidades reblandecidas. Se aspirarán de forma cuidadosa con un aspirador especial para ello, o con una perita.

En el caso de que tenga muchos moquitos, lo mejor es poner unas gotas de suero fisiológico, y sí, esto te hará sufrir aún más, pero es lo mejor para el bebé. De lo contrario empeorará, porque las mucosidades quedarán dentro.
Es muy importante que no utilices bastoncillos, porque lo único que conseguirías es empujar las mucosidades hacia adentro, y eso sería mucho peor. Así que ármate de valor y a ello.

Si queréis saber más sobre los cuidados del recién nacido lee nuestros post sobre cómo prepararnos para la llegada del bebé o bebés recién nacidos.

Y ya sabes, si no quieres perderte nada, suscríbete al blog, únicamente recibirás nuevas entradas, nada de publicidad ;)) y estarás informado de todo lo que publiquemos. ¡¡Feliz día!!

domingo, 24 de agosto de 2014

Muselinas Aden+anais.


Muselinas Aden+anais

¿Por qué arrullar? Hace muy poco que descubrí Aden+Anais, y su técnica de  envolver al bebé o arrullarlo, como supongo que os habrá pasado a muchos. Pero en realidad es una práctica muy antigua que siempre se ha utilizado para hacer sentir a los bebés seguros y cómodos.

Ayuda a que el bebé se sienta cómodo y seguro, recordando a cómo se encontraba en el vientre materno, y además contribuye a que duerman sobre la espalda, y no se muevan durante la noche, evitando que se despierten por movimientos reflejos. Recuerdo que mi hijo se despertaba asustado moviendo piernas y brazos, y supongo que su sensación era que se caía. Han estado tanto tiempo protegidos en la tripa de mami, que de pronto tanta libertad de movimientos es muy impactante para ellos. Por eso, el arrullo, contribuye a que tengan un sueño seguro y sin sobresaltos.

Además, el bebé permanecerá arropado toda la noche y no se liará con las mantas de la cuna.

Os dejo algunas fotos para que podáis ver cómo es el proceso.

Muselinas Aden+anais

Muselinas Aden+anais

Muselinas Aden+anais

Muselinas Aden+anais




Si queréis saber más de cómo utilizar las gasas de muselina Aden+anais podéis también leer este post o leer más sobre envolver al bebé.

Espero como siempre que os sea de ayuda. Y permaneced atentos…estamos preparando una SORPRESA ;))

¡Feliz semana a todos!

lunes, 18 de agosto de 2014

Sueño del bebé.

dormir bebé


Si acabas de tener un bebé, seguro que te estás planteando un montón de dudas que antes no tenías ni idea de que pudieran ni siquiera ocupar la mente de alguien ni por un segundo. Pero así es esta nueva etapa de tu vida, todo es cuestionable, y valorable, y seguro que de todas las maneras posibles está perfectamente hecho, pero he ahí la cuestión....pienso que quizás la falta de sueño tenga mucho que ver en este punto...

El sueño del bebé es algo que preocupa bastante a los padres, ya que se supone que duermen todo el día, expresiones como “voy a dormir como un bebé...”  y otras parecidas, han hecho mucho mal en este tema. La cuestión es que no todos los bebés duermen todo el día, es más, diría que la mayoría no duermen todo el día. Mi hijo Gonzalo no llegaba a diez horas de sueño, y ahora duerme como un lirón...está perfectamente y crece y crece...

Cuando nace un bebé, es separado de su mamá, con la que ha estado nueve meses. Es normal que quiera estar con su mamá o papá buscando consuelo, o para comer, por eso, seguro que te sientes identificado con alguna de las situaciones que planteamos a continuación:

Tu bebé sólo se duerme en el cochecito. Mientras estuvo en el vientre materno, el pequeño se movía en líquido, y constantemente con tus movimientos. Es normal que encuentre el movimiento del cochecito familiar y tranquilizador. Poco a poco, te darás cuenta de que cambian sus preferencias.

Sólo se duerme en brazos. Piensa que es completamente normal que el bebé busque el consuelo en el cuerpo de la mamá o el papá por la misma razón. No podemos pretender que un ser tan indefenso, que ha estado en tu tripa durante tanto tiempo, esté tan a gusto sólo en la cuna, o que “aprenda a dormir sólo”, nunca voy a estar de acuerdo con estas prácticas, sencillamente porque considero que van contra las normas de la naturaleza.

Tu bebé se destapa por la noche, y se despierta. Es normal, por eso lo mejor es utilizar un saquito de dormir, para que pueda moverse libremente. Normalmente tapan todo el cuerpo, excepto los brazos, para que así puedan sentirse más libres, y no se despierten liados con las sábanas o el edredón.
Normalmente son situaciones pasajeras, y que durante un tiempo resultan un poco molestas, pero como siempre digo, es un periodo corto, y lo mejor es que nos armemos de paciencia y lo afrontemos con todo el optimismo que podamos.

Si os ha gustado el post, quizás también os interese leer más sobre bebés recién nacidos o  los múltiples usos de las muselinas Aden+anais, y si no queréis perderos nada podéis suscribiros a nuestra newsletter, prometo no decepcionaros ;).

¿Nos contáis qué es lo que os quita el sueño con vuestros bebés? Ya sabéis que podéis dejar los comentarios abajo, y que G+ y compartir en Facebook nos ponen contentísimos, y además, estamos consiguiendo llegar a mucha más gente gracias a vosotros!! Estamos preparando una sorpresa, que estoy segura os va a encantar ¡¡Feliz semana!!

lunes, 11 de agosto de 2014

Infusiones naturales.


No sé vosotros, pero para mí descubrir las infusiones de hierbas ha sido todo un logro. Y es que, tal y como me dijo un conocido, tendemos a pensar que únicamente existen alimentos con propiedades excitantes, como pueden ser el té, el café o las bebidas alcohólicas, y sin embargo no acabamos de creer que existan otras que nos relajen, disminuyan la tensión y el nerviosismo, o nos ayuden con la digestión tras las comidas. Damos muy poca importancia a las infusiones, y os puedo asegurar, por experiencia propia, que en ocasiones tienen efectos milagrosos.

Partiendo del hecho de que sí que producen determinados efectos, siempre que comiences a utilizarlas es bueno consultar a un especialista, sobre todo si  estás dando el pecho o estás embarazada.

En el caso de que acabes de tener un bebé, te vamos a contar cuáles son las más indicadas para combatir el cansancio de los primeros días, estar un poco más relajada o facilitar las digestiones. No siempre tienen un sabor muy agradable, pero un truquillo que yo utilizo es poner unas hojas de hierbabuena en la infusión, o un poco de limón. Espero que os den tan buen resultado como a mí.

Infusiones para facilitar la digestión. La manzanilla siempre me ha encantado por sus propiedades antiinflamatorias y relajantes, y cuando acabas de tener un bebé los nervios y el estrés pueden dificultar las digestiones y hacerte sentir más pesada. Esta infusión me gusta especialmente en verano, con hielo y una rodaja de limón, me resulta realmente refrescante.

El regaliz también es genial para estas situaciones, ya que contrarresta la producción de jugos gástricos por su acción antiinflamatoria, y es bastante útil para curar úlceras de estómago.

Infusiones relajantes, como la tila, pasiflora, espino blanco o melissa, pueden llegar a ser milagrosas en los primeros días  en casa con el bebé. A mí por ejemplo la valeriana no me resulta tan acertada. Pero es cuestión de que vayas probando, e incluso puedes mezclarlas. Hay sitios donde venden la combinación ya hecha, lo mejor es que seas tú misma la que decida.

El romero y la salvia van muy bien como infusiones antifatiga. Quizás si estás dando el pecho no debes tomar café, y no sabes cómo combatir ese cansancio de las primeras semanas con el bebé. Estas infusiones son fantásticas para sentirte bien contigo misma, y tener toda la energía necesaria para enfrentarte a cada día.

¿Sabías que algunas hierbas como el anís verde, el hinojo o la alcaravea, pueden contribuir a mejorar la producción natural de leche? Sí, como lo has oído, son beneficiosas para la lactancia materna. Y además, como tranquilizan a la mamá en este sentido, esa serenidad favorece la salida de leche.

Y ahora, una opinión personal. Normalmente no suelo comprar las bolsitas preparadas. No tengo ninguna razón científica, jeje,  pero me da la impresión de que las que se compran al peso son más naturales, y además tú puedes poner la cantidad qué desees.

Espero, como siempre, que os haya resultado útil, y ante todo mucha calma y optimismo en estos primeros momentos.

lunes, 4 de agosto de 2014

Voy a tener un bebé.


Vale, te has quedado embarazada, y ahora qué. ¿Qué canastilla preparas para el recién nacido? ¿qué cosas son indispensables, y cuáles menos importantes? Preparar la llegada del bebé puede ser un momento de tu vida fantástico, lleno de ilusión al que no deberías renunciar por nada del mundo. Para que todo sea un poco más sencillo, vamos a intentar hacer un listado de los imprescindibles, y de los que no es tan necesario tenerlos antes de que nazca el bebé, y así ayudarte un poco en esta locura :))

Imprescindibles

- Si vas a dar el pecho es fundamental que compres inmediatamente el libro del pediatra Carlos González. En él encontrarás respuestas a todas las dudas que te surjan, y créeme que serán muchas, no ahora, sino cuando empieces a dar el pecho a tu bebé.

- Ropita para el bebé: Procura tener bastante cantidad de cada uno. Lo que más me sorprendió es la facilidad con que se ensuciaba todo, se salía el pipí, las caquitas, vomitaba...en fin, está bien tener bastantes para lavar con tranquilidad.



Bodies, de 6 a 8.
Pijamas, 3 o 4.
Varios pares de calcetines o patucos, dependiendo de la época en que nazca.
Algún babero.
Arrullos, mantas y muselinas. Como no, no pueden faltar en el armario de cualquier embarazada. Se han convertido en una pieza imprescindible, no sólo por sus múltiples usos y lo prácticas que resultan, sino también por su fácil mantenimiento y la buena calidad que tienen. Si todavía no las has visto, en nuestra tienda tenemos una gran variedad de modelos de la marca Aden+anais.

- Una toalla, y productos de higiene para el bebé, crema de pañal, gel de baño específico, tijera para las uñas, una esponja natural, y un cepillo para el pelo de cerdas suaves. Nosotros siempre recomendamos que los productos que utilicéis en vuestro bebé recién nacido, sean lo más naturales posibles, sin sustancias agresivas que alteren el manto natural de la piel de tu  bebé.

- Pañales desechables o de tela. En mi opinión invertir en estos últimos es una muy buena oción.
Y lo mismo ocurre con las toallitas desechables.

- Cambiador. Algo que resulta realmente práctico, sobre todo si lo elegís con la bañera.

- Si váis a dar el pecho un sacaleches. Personalmente prefiero el eléctrico, bastante cansada estaba jeje, pero eso debería ser una decisión personal.

- Cuna y moisés.

- La silla de paseo y para el coche.

Y ¿qué es lo que puede esperar?

-    Un portabebés. Puedes ir informándote una vez nazca el pequeño, y después probarlo directamente con él, para ver si te resulta cómodo. Aquí tienes toda la información que necesitas para elegir un buen portabebés.
-    Chupetes. Aunque es recomendable tener alguno, no te preocupes si no tienes miles, se recomienda que hasta que el bebé no tenga más de 6 semanas de vida no se le ofrezcan chupetes para evitar la confusión tetina-pezón. Si el bebé no lo quiere, de nada va a servir forzarle.
-    Biberones y todo lo que los acompaña.
-    Una hamaquita.
-    Un parque.
-    Protectores para enchufes y para puertas.

Ya sabes que puedes echar un vistazo en www.econicebaby.com para preparar la canastilla de tu bebé recién nacido.

Espero que con esto sea suficiente, y os resulte práctico. Ya sabéis que si alguien quiere aportar algo, será muy bien recibido, podéis dejar un comentario aquí abajo. Y como siempre, si os ha resultado interesante sería fantástico que nos diérais un G+ o lo compartáis en Facebook.

¡Feliz día!

Blogging tips