lunes, 23 de febrero de 2015

Alimentos saludables durante el embarazo

frutos-secos


Cuando te quedas embaraza, la alimentación comienza a tener mucha más importancia de la que le habías dado hasta ese momento. Hay ciertos alimentos que te recomiendan no tomar, otros que es mejor no ingerir en exceso...pero de lo que nadie te habla es de los alimentos con maravillosos nutrientes que deberías incorporar a tu dieta. Una vez más, se nos habla de todo lo malo, de las pegas que existen si te quedas embarazada, y de lo complicado que es hoy en día todo. Se reduce a ¿puedo o no comer fiambres? Pues nada más lejos de la realidad. Quizás sólo se trata de cambiar unos cuantos hábitos, y sustituirlos por otros más saludables...o al menos eso es lo que yo he hecho.

Se han puesto de moda los batidos, de frutas, verduras, cereales...todo lo que tengas a mano, y  ¿sabes cuál es el secreto? ¡están buenísimos! Y puedes poner todo lo que normalmente no encuentras el momento para tomar como verduras, frutos secos, especias... todo lo que encuentres en el frigo. Porque además no tienes que buscar demasiado, y en el caso de que no hayas oído hablar de alguno de ellos, ve al súper y pregunta, ya verás como vas a descubrir que lo que te estás perdiendo.

- Frutos rojos, como moras, arándanos, fresas...
- Espinacas, acelgas, lechuga de distintos tipos...
- Frutas y verduras variadas...
- Semillas y frutos secos...
- Miel...
- Especias, como canela, orégano, cardamomo, pimienta, jengibre...

¿Sabías que simplemente tomando un puñadito de arándanos cada día, puedes prevenir las infecciones de orina recurrentes? Puedes ponerlos en un batido, o añadirlos a ensaladas, macedonias de frutas o tomarlo en mermelada. Tendrá el mismo efecto, y créeme, te puedo asegurar que funciona.



En lugar de añadir azúcar blanco, incorpora a tu dieta miel. Cuando comencé el sabor era un poco diferente, pero no sé si sabes que hay muchos tipos de miel, y si buscas bien, seguro que encuentras alguna que te guste especialmente. Yo estoy utilizando miel de azahar ecológica, y me va de maravilla. 



Pon frutos secos y semillas en la ensalada, tipo piñones, nueces, sésamo, le dan un toque increíble, y harán que te sientas mucho más activa. Yo los utilizo así, y en batidos, ¡están buenísimos!
Algo que seguro que te sorprenderá ¿te gustan las palomitas de maíz? Pues toma todas las que quieras ;) puedes y debes tomar todas las que quieras si estás embarazada porque tienen un montón de fibra, y nutrientes que ni te imaginas: vitamina E, selenio... pero no tienes que parar ahí, hay muchos más cereales saludables que puedes incorporar a tu dieta, y otro de mis favoritos es la quinoa, increíblemente rico en un montón de nutrientes y proteínas.

¿Qué te voy a contar de la lechuga o espinacas? Deberían ser fundamentales en la dieta de una embarazada, y si te cuesta tomarlas en crudo (como me pasaba a mí) prueba con un batido, el sabor es completamente diferente, y te estarás asegurando un montón de ácido fólico, y vitaminas A,C y K, buenísimos para la vista también ;)

Si tienes una dieta variada, e incorporas sabores diferentes, te estarás asegurando que tu bebé reconozca los sabores cuando nazca, y estarás favoreciendo que el día de mañana él también tenga una alimentación equilibrada.

lunes, 16 de febrero de 2015

Lactancia materna: consejos para relajarse y disfrutar.


consejos-relajarse-lactancia-materna



El período de lactancia materna es bastante corto e intenso, además de convertirse en unos de los más preciosos en la vida de una mamá. Es mejor concentrarse en el momento, tener los posibles problemas resueltos, y poner atención en esta maravillosa experiencia para vivirla intensamente.

Por eso hemos pensado que no vienen mal algunos consejos para tener presentes siempre que practiquemos la lactancia materna:

Siéntate con la espalda recta y apoyada.
Controla tu respiración.
Piensa en algo agradable, y déjate llevar.

Se trata de estar lo más relajada posible cuando demos el pecho a nuestros bebés, y por experiencia propia, debo decir que al principio suponía un gran estrés para mí. Supuestamente debía estar relajada, pero inconscientemente mi cabeza no paraba de pensar en todo lo que tenía que hacer, y no podía...por eso, descubrir este sencillo ejercicio me ayudó a mejorar la situación.

Simplemente proponte practicarlo inicialmente 5 minutos al día. Así de sencillo. Ya verás cómo tu mente irá adaptándose a las circunstancias y teniendo una actitud mucho más positiva.

Es un hecho que vas a pasar mucho tiempo dando el pecho a tu bebé, entonces ¿por qué no aprovecharlo para relajarte y descansar?  Aprovecha el tiempo para meditar, pensar cosas agradables, acompaña tus pensamientos con una respiración acompasada. Mira la cara de tu bebé y concéntrate en el momento, su respiración....

Ten paciencia contigo misma, no te exijas demasiado, ni lo hagas con los que te rodean. Es un momento para disfrutar, y vivirlo intensamente.

Besos a todos. Gracias por estar ahí.

domingo, 8 de febrero de 2015

Lactancia materna, ¿qué necesito?

Lactancia-materna


En los tiempos que vivimos, es lógico que preparemos un presupuesto para todas las necesidades del bebé. Y la lista de la compra para dar el pecho es bastante corta. Básicamente necesitas un bebé y un pecho, así de sencillo. La lactancia materna es algo completamente natural, así que no necesitas comprar nada más.

Aunque por otro lado, existen algunas cosas creadas para hacerlo todo más fácil, así que desde mi experiencia te contaré cuáles son, y así podrás decidir cuáles metes en el presupuesto y cuáles no.

Seguro que habrás oído hablar de la mayoría, y probablemente ya uses algunas de ellas. Si aún estás embarazada puedes comprarlas antes de dar a luz, ya que cuando tengas al bebé, hay un montón de otras historias diferentes por las que preocuparse. Y si no estás embarazada, y simplemente lees este blog porque te gusta ;) GRACIAS!! Podrás tomarlas como referencia para regalos a amigas o conocidas embarazadas porque seguro que le vendrán genial.

Empezamos,

-    Libro de Carlos González, pediatra. Un regalo para toda la vida no me cansaré de repetirlo. Es muy importante que la mamá y el papá lo hayan leído para torear con éxito todos esos comentarios desafortunados que están a punto de llegar. Y en el mejor de los casos, a los comentarios que les den, pero es realmente importante tener una buena formación y referencia que nos haga sentirnos confiados y seguros de lo que hacemos. Y para eso, nada mejor que aprender del que realmente sabe.

-    Un sujetador de lactancia. Si tienes el pecho grande, es realmente importante para una mejor sujeción y comodidad. Y si lo tienes pequeño, prepárate a sorprenderte con lo que va a crecer. Así que quizás sí que es un complemento que deberías esperar a comprar cuando nazca el bebé. Si igualmente quieres ir adelantando, puedes coger una o dos tallas más de tu talla habitual.
Es un complemento realmente práctico si vas a dar el pecho. Facilita mucho la lactancia, ya que hará más fácil que amamantes en un lugar en el que no te sientas tan cómoda como en casa.

-    Discos para el pecho o parches de lactancia. Tus pechos probablemente van a gotear, así que es muy práctico tener parches de lactancia, comprados desde antes de que nazca el bebé. Los hay de usar y tirar, pero lógicamente, nosotros recomendamos los de algodón orgánico, porque considero que son los más respetuosos con esa zona tan sensible, y porque teniendo 2 o 3 sets, puedes ir lavándolos con la ropa normal, y una vez más, te supondrán un ahorro considerable.

-    Lanolina, para las grietas del pecho. La mayoría de las mujeres que comienzan a dar el pecho lo pasan mal porque empiezan a tener sequedad, rojeces o grietas...sí, al principio, dar el pecho duele. Pero no te preocupes...pasará, es únicamente los primeros días.
Puedes utilizar cremas específicas, pero debes elegirla con cuidado. Es una zona sensible, y es el alimento de tu hijo...hay que tener cuidado con la elección. Muchas mujeres utilizan lanolina, que es seguro para el bebé y para ti. O también puedes utilizar tu propia leche para suavizarlo, cuando termines cada toma. Da un resultado increíble.

-    Una muselina. Qué os voy a contar de las muselinas. En mi opinión, hay pocas cosas tan prácticas y tan versátiles para una mamá. Ya sabes que puedes utilizarlas para tapar al bebé, protegerlo cuando le das el pecho, sábana, cubrecambiador, para protegerlo del sol en el carrito....miles de utilidades, así que se ha convertido en una pieza clave a la hora de preparar lo necesario para el recién nacido.



-    Revista, batido de frutas naturales, o infusión  y galletas. A relajarse y disfrutar del momento 


muselinas-aden-anais


Otras necesidades no tan necesarias

-    Muchos más parches para el pecho.
-    Ropa para amamantar.
-    Un cojín de lactancia
-    Un extractor de leche.

Esto es todo lo que considero que puedes necesitar en esta aventura, aunque seguro que todos tenemos algo que han facilitado la lactancia materna, y que es desconocido para el resto, ¿nos lo cuentas?

Sed Felices
Blogging tips