domingo, 8 de febrero de 2015

Lactancia materna, ¿qué necesito?

Lactancia-materna


En los tiempos que vivimos, es lógico que preparemos un presupuesto para todas las necesidades del bebé. Y la lista de la compra para dar el pecho es bastante corta. Básicamente necesitas un bebé y un pecho, así de sencillo. La lactancia materna es algo completamente natural, así que no necesitas comprar nada más.

Aunque por otro lado, existen algunas cosas creadas para hacerlo todo más fácil, así que desde mi experiencia te contaré cuáles son, y así podrás decidir cuáles metes en el presupuesto y cuáles no.

Seguro que habrás oído hablar de la mayoría, y probablemente ya uses algunas de ellas. Si aún estás embarazada puedes comprarlas antes de dar a luz, ya que cuando tengas al bebé, hay un montón de otras historias diferentes por las que preocuparse. Y si no estás embarazada, y simplemente lees este blog porque te gusta ;) GRACIAS!! Podrás tomarlas como referencia para regalos a amigas o conocidas embarazadas porque seguro que le vendrán genial.

Empezamos,

-    Libro de Carlos González, pediatra. Un regalo para toda la vida no me cansaré de repetirlo. Es muy importante que la mamá y el papá lo hayan leído para torear con éxito todos esos comentarios desafortunados que están a punto de llegar. Y en el mejor de los casos, a los comentarios que les den, pero es realmente importante tener una buena formación y referencia que nos haga sentirnos confiados y seguros de lo que hacemos. Y para eso, nada mejor que aprender del que realmente sabe.

-    Un sujetador de lactancia. Si tienes el pecho grande, es realmente importante para una mejor sujeción y comodidad. Y si lo tienes pequeño, prepárate a sorprenderte con lo que va a crecer. Así que quizás sí que es un complemento que deberías esperar a comprar cuando nazca el bebé. Si igualmente quieres ir adelantando, puedes coger una o dos tallas más de tu talla habitual.
Es un complemento realmente práctico si vas a dar el pecho. Facilita mucho la lactancia, ya que hará más fácil que amamantes en un lugar en el que no te sientas tan cómoda como en casa.

-    Discos para el pecho o parches de lactancia. Tus pechos probablemente van a gotear, así que es muy práctico tener parches de lactancia, comprados desde antes de que nazca el bebé. Los hay de usar y tirar, pero lógicamente, nosotros recomendamos los de algodón orgánico, porque considero que son los más respetuosos con esa zona tan sensible, y porque teniendo 2 o 3 sets, puedes ir lavándolos con la ropa normal, y una vez más, te supondrán un ahorro considerable.

-    Lanolina, para las grietas del pecho. La mayoría de las mujeres que comienzan a dar el pecho lo pasan mal porque empiezan a tener sequedad, rojeces o grietas...sí, al principio, dar el pecho duele. Pero no te preocupes...pasará, es únicamente los primeros días.
Puedes utilizar cremas específicas, pero debes elegirla con cuidado. Es una zona sensible, y es el alimento de tu hijo...hay que tener cuidado con la elección. Muchas mujeres utilizan lanolina, que es seguro para el bebé y para ti. O también puedes utilizar tu propia leche para suavizarlo, cuando termines cada toma. Da un resultado increíble.

-    Una muselina. Qué os voy a contar de las muselinas. En mi opinión, hay pocas cosas tan prácticas y tan versátiles para una mamá. Ya sabes que puedes utilizarlas para tapar al bebé, protegerlo cuando le das el pecho, sábana, cubrecambiador, para protegerlo del sol en el carrito....miles de utilidades, así que se ha convertido en una pieza clave a la hora de preparar lo necesario para el recién nacido.



-    Revista, batido de frutas naturales, o infusión  y galletas. A relajarse y disfrutar del momento 


muselinas-aden-anais


Otras necesidades no tan necesarias

-    Muchos más parches para el pecho.
-    Ropa para amamantar.
-    Un cojín de lactancia
-    Un extractor de leche.

Esto es todo lo que considero que puedes necesitar en esta aventura, aunque seguro que todos tenemos algo que han facilitado la lactancia materna, y que es desconocido para el resto, ¿nos lo cuentas?

Sed Felices

3 comentarios:

  1. En mi caso el extractor de leche (y las bolsas para cobservarla) están siendo imprescindibles, especialmente siquería continuar con la lactancia materna al reincorporarme al trabajo; y el sujetador de lactancia es muy práctico. También es fundamental tener el apoyo de quienes nos rodean (la pareja, familia, o incluso un grupo de lactancia), porque especialmente al principio es fácil desesperarse y tirar la toalla. Nosotros llevamos 7 meses lactando y espero que le sigan muchos más.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. A veces sí que es verdad que el extractor resulta muy practico, estoy de acuerdo contigo, en ocasiones permite a la mamá un poco, de libertad. Y el sujetador de lactancia para mí fue fundamental. Mil gracias por comentar!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips