jueves, 23 de marzo de 2017

Tu bebé no te chantajea. Necesita que lo abraces.




Abrazar-bebe


Hace poco, hablando con una amiga, me explicaba cómo le había cambiado la vida y su manera de enfocar las cosas  tras tener a su bebé. Y no era únicamente en plan, tengo un baby al que alimentar, cuidar, abrazar, besar, dormir…todo muy normal. No, no era eso, porque todo esto pensamos que es lo normal, hasta que tienes al  bebé, y comienzan a surgir dudas que antes ni te planteabas. Pero cómo…¿no puedo coger a mi bebé cuando llora? Según la sabiduría popular de mucha gente entre la que NO me incluyo, cuando coges al bebé lo malcrías (…..) Cuando atiendes a tu bebé si está llorando, lo malcrías (…..) Si llevas a tu bebé en brazos, en mochila, vas a crearle una dependencia brutal de ti, y en consecuencia…lo malcrías (….)

¿De verdad te  crees toda esta cantidad de barbaridades? Seguro que si te las hubieran contado antes de tener a tu bebé, cuando tu cabeza aún permanecía descansada, y tu capacidad de razonamiento estaba al 100% hubieras hecho caso omiso de semejantes opiniones. Pero ahora, en este momento de estrés, cansancio emocional, cansancio físico y todo lo demás, es casi imposible descifrar lo que es correcto de lo que no. Para eso estamos nosotros aquí: amigas mías, coger al bebé, besarlo, abrazarlo, atenderle cuando llora, dormir con él…todo eso, es amar a tu bebé y cuidarlo de la manera más correcta que puedas imaginar. 

Abrazar-al-bebe

Estar todo el día con el bebé en el pecho, no es un vicio, es una necesidad del bebé recién nacido. Un bebé necesita mamar para relajarse, calmarse, alimentarse…¡para casi todo! Tú no lo estás haciendo mal, es que crear una nueva vida, cuesta. Y tu bebé no es raro porque no mame cada tres horas de reloj, pero…¿ de qué estamos hablando?. Perdonad que me enerve, pero es que sigue habiendo ciertos comentarios con los que no puedo. Y siempre he pensado que hablar de esa manera a una mamá que acaba de serlo, es una falta total de amor y empatía hacia su persona. Ser mamá es algo muy normal…la mayoría de las mujeres lo han sido, pero no por ello se convierte en un hecho anecdótico y falto de importancia. Dar una vida y alimentarla, en el sentido más amplio de la palabra, debería ser un hecho tratado con deferencia y amor.

Entonces, vamos a relajarnos y dejar las cosas claras. Malcriar a tu bebé, es NO atenderlo, NO estimularlo, NO abrazarlo y besarlo, y dejarlo horas y horas sin atención. Porque un bebé es un pequeño ser que ha estado creciendo dentro de ti, y ha permanecido rodeado de ti, de tu cuerpo y de tu calor, durante 9 meses. ¿No podemos comprender que siga necesitando estar muy cerca de la mamá de la que hace nada se ha separado? A mí lo que me resulta sorprendente es eso. La incapacidad para ponernos en el lugar del bebé. Un bebé es imposible que te chantajee…pero ¿estamos locos? ¡Acaba de nacer! ¿De verdad piensas que es tan habilidoso?

Abrazar-al-bebe


Los humanos somos una especie altricial, es decir, que cuando nacemos , no nos valemos por nosotros mismos, sino que necesitamos el cuidado de otro, en general, de la madre. Por ello, los niños lloran si se sienten solos, por ello, la mayoría de las madres(actualmente también) llevan a sus bebés encima , en brazos o atados a su cuerpo.” Dormir sin Lágrimas. Rosa Jové.

Así somos los humanos, aunque la vida que llevamos no nos deje mucho tiempo para relajarnos y estar con nuestros bebés, sin preocuparnos de nada más, la necesidad está ahí. Y es una fase que todos hemos de pasar. El bebe tiene necesidades más allá del alimento, la sed, limpieza o abrigo. Sus necesidades emocionales y psicológicas están ahí. 

Cuando alguien de nuestro entorno está triste, o manifiesta su estado de ánimo llorando, ¿dejas que siga haciéndolo? ¿o, por el contrario tratas de consolarle? Si con ellos no lo haces, ¿por qué hacerlo con los bebés? Consolar al bebé, cogerlo en brazos y abrazarlo, o dejarlo llorar hasta que se canse, va a tener consecuencias en el desarrollo del cerebro del niño. Es muy importante durante los primeros meses de vida del bebé acudir a calmarlo. 

Así que relájate y disfruta de tu bebé. Si te apetece cogerlo, abrázalo. Si quieres dormir con él, adelante, es uno de los ejercicios más efectivos para favorecer su sueño, junto con la lactancia. El llorar, dormir de un tirón…todo tiene su momento. Y ahora es el momento de abrazarlos, consolarlos, y quererlos.

Quizás también te interese Cómo preparar la canastilla del bebé que esperas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips