miércoles, 24 de mayo de 2017

Un desodorante Natural. Aceite de Árbol del Té.

Desodorante Natural.

Desde que la maldita enfermedad afecta tan de cerca, he sido muy consciente de las toxinas ambientales que existen y específicamente las toxinas que son parte de los productos que utilizamos en nuestros cuerpos, la cara y el cabello. Los antitranspirantes son  uno de estos productos que están cargados con mayor cantidad de productos químicos.

arbol-del-te



No sé vosotras, pero yo empecé a dejar de utilizarlos, y empezar a investigar, cuando el dolor en mis axilas era casi continuo. De pronto, me asusté bastante, porque aparecían bolitas muy dolorosas, que sólo desaparecían cuando dejaba de utilizarlos. ¿Creéis que esto es normal? Que estés taponando los poros de tu piel, hasta el punto en que tus glándulas se inflaman? No digo que esté relacionado con la maldita enfermedad, ni mucho menos. No soy médico, ni estoy capacitada para afirmar algo así. Únicamente, estoy segura de que esto no es bueno para mi cuerpo. Porque me está produciendo un dolor innecesario.

Específicamente, hay estudios que afirman que el aluminio y el petróleo han sido vinculados a la enfermedad de Alzheimer y el cáncer de mama. He estado buscando desodorantes que fueran realmente efectivos.Y encontré algunos, sin aluminio, pero a lo mejor con otras sustancias como el alcohol, que irritaban mi piel. Los desodorantes naturales, pueden resultar bastante incómodos, porque aunque sí que hacen que el olor desaparezca, la humedad aparece muy pronto.

aceites-esenciales


Necesitaba un desodorante que funcionara como un antitranspirante pero sin productos químicos. He buscado por todas partes, y he descubierto que, una vez más, los aceites naturales y esenciales, nos sorprenden. Pon unas gotas de aceite de árbol del Té, de  la marca que prefieras, cuando te estés duchando, en tus axilas, a la vez que las lavas con jabón, y después enjuaga.

 Te va a sorprender su efecto refrescante, que va a durar horas.Es completamente natural , el aceite de árbol de té tiene la capacidad de ser antibacteriano, así que hará desaparecer las bacterias que producen el mal olor en tus axilas, para absorber la humedad, inhibir las bacterias y asegurar una experiencia duradera y altamente efectiva. Como madre, que no paro en todo el día, con muchísimo ajetreo, lo último que necesito, es ¡preocuparme por el desodorante! Así que estoy muy feliz de haber encontrado este producto, además natural. 

Hace tiempo también que soy muy fan de los aceites como tratamiento para la piel, en lugar de las cremas tradicionales. Pero si queréis, ese puede ser el tema para otro post.

Quizás también te interesen otros artículos como

Colecho y Lactancia

Lactancia Materna, qué necesito

lunes, 15 de mayo de 2017

Colecho y lactancia.


Colecho y lactancia

¿No consigues que tu bebé duerma más de una hora seguida? Prueba a dormir con él en una cuna de colecho, ya verás cómo mejora. Lo único realmente efectivo para favorecer el sueño del bebé son la lactancia y el colecho. De hecho, compartir cama con los hijos, ha sido una práctica bastante generalizada siempre. Pero la cultura occidental y en los períodos históricos recientes, se decidió que dormir con los bebés no era conveniente.

Cunita-nido


Prueba con una cunita nido, y te sentirás mucho más seguro. El bebé estará protegido dentro de ella, pero, a la vez muy cerca de vosotros. Poner la cuna del bebé cerca de vosotros, no sólo será beneficioso para él, sino también para el papá y la mamá.

Ha sido recientemente, cuando se le ha vuelto a dar la importancia debida, considerado el colecho como un beneficio tanto para el bebé, como para la mamá, por considerar que estrecha el vínculo y ayuda a favorecer la lactancia materna. No olvidemos que el bebé ha pasado nueve meses dentro de su mamá. Lo más lógico, es que duerma y descanse más tranquilo cuando está cerca de ella.
Esta íntima relación entre mamá y bebé, es lo que acabará dando forma al vínculo entre ambos. El contacto visual, colecho, lactancia materna, el porteo…son todas,  parte de una evolución que ha de seguir el bebé, de forma natural, para así, satisfaciendo necesidades, transmitiendo seguridad, lograr ese estrechamiento del vínculo entre el bebé y la mamá/ papá.

Cunita-nido


La Oxitocina

A estas alturas, si estás embarazada y has comenzado a investigar sobre tu estado, o si ya has tenido al bebé, y estás leyendo curiosidades sobre la situación en la que te encuentras, seguro que ya ha aparecido la Oxitocina. Es una hormona, producida en el hipotálamo, y absolutamente indispensable durante el parto y la lactancia. Entre otras curiosidades, la “hormona de la felicidad” como también es conocida, disminuye los niveles de cortisol y TA, aumenta los niveles del umbral del dolor, o disminuye la ansiedad. 
El contacto piel con piel con el bebé, favorece la producción de esta hormona, lo que hace que el colecho, el contacto con el bebé, el porteo, la necesidad de la mamá de tener al bebé en brazos, no sean simples manías de las mamás…ni ansia por tener al bebé sólo ella, sino que responde a un comportamiento completamente natural.

Practicando el colecho, no vas a malcriar a tu bebé, y tu bebé dormirá solo cuando le corresponda . Si lo mantienes cerca de ti, está científicamente demostrado que se reducen los niveles de estrés de la mamá y del bebé. El llanto durará menos, o no se producirá. 
El simple contacto físico, o tener cerca el olor de la mamá, hará que el bebé duerma más plácidamente y sus niveles de confianza aumentarán.

Si el bebé se despierta, la mamá puede dar el pecho sin apenas moverse, y además la secreción de oxitocina y prolactina, ayudarán a que descanse mejor.

En consecuencia, estarás más tranquila, y la relación será más llevadera.


Cunita-nido


Blogging tips